5 Reglas de oro para decorar un salón que lo harán lucir moderno

 

Los salones o bien las salas de estar son espacios muy distintos que pueden cambiar de tamaño, distribución y iluminación. Y aunque no hay un manual al que ajustarnos rigurosamente en el momento de decorarlos, sí que hay cierta reglas que funcionan cuando te preguntas como decorar tu salón, con independencia de sus peculiaridades, y que pueden servirte para lograr un resultado increíble.

Regla 1. Cuanto más grande, mejor.

La busca de un espacio más extenso es una cosa que se da siempre y en todo momento al comenzar a decorar un salón. Da igual que sea grande, siempre y en toda circunstancia queremos que lo parezca todavía más.

La manera de lograr este efecto pasa prácticamente siempre y en toda circunstancia por jugar con la cantidad de luz, con los colores y el moblaje que entra en el espacio, en tanto que todos  logran el efecto visual de amplitud. Existen determinados trucos para conseguir que tu salón sea más lumínico y en consecuencia, más extenso.

Escoge tonos neutros y claros para paredes y muebles grandes.

No pienses que eligiendo muebles pequeños lograrás más espacio. En ocasiones, con escasos muebles  de tamaño más grande, se logra un efecto visual de amplitud considerablemente mayor.

Ornamentos o bien suaves cortinas y visillos que no entorpezcan el paso de la luz natural, te van a dar un empuje más.

Regla 2. Bonito, mas sobre todo cómodo y funcional

Prácticamente podríamos decir que la clave no es otra que los muebles, sobre pinturas y suelos. La elección de los muebles adecuados  te va a dar el ochenta por ciento  del resultado que buscas.  Siendo consciente de lo que cabe (o bien no) en tu salón y planea bien, buscando la armonía.

Ten presente que el sofá es una de las piezas primordiales en el conjunto de muebles, siendo además de esto una pieza que gastarás para vivir experiencias únicas con la gente que deseas, con lo que no vaciles en escoger la opción mejor. Recuerda que los sillones y sofás con tejidos Aquaclean, ofrecen un montón de ventajas por su simple limpieza y mantenimiento, su durabilidad, su confort y su extensa gama de estilos, a prueba de pequeños y mascotas!!! hay diferentes tiendas de sofás en Pamplona que ofrecen variedad de soluciones.

 

decorar un salón

 

La distribución de los muebles  como pieza base para decorar un salón

Regla 3–  El que reparte

Si la elección del mobiliario adecuado es la tarta, su distribución y colocación es la guinda. Es fundamental que la distribución de lo que tu bolsillo te haya tolerado adquirir sea la conveniente, sino no lucirá nada. Nuevamente la planificación anterior y no lanzarse a adquirir sin más ni más, es la clave.

Debes tener en consideración si el salón es rectangular o cuadrado. Puesto que en uno cuadrado todo queda más recogido al paso que en uno rectangular quedaría más desperdigado.

Los sofás son el centro en la estrategia de decoración de un salón

Por poner un ejemplo, si pones los muebles grandes en las paredes más largas, nuestra mirada se dirigirá cara el fondo de la sala, con lo que lograrás ese efecto de amplitud tan deseado.

Las alfombras y mesas encabezan la estancia y los sofás y sillones, acotan las zonas y aportan continuidad. Un buen truco para lograr 2 espacios, por poner un ejemplo uno más informal donde gozar de la T.V y otro donde efectuar comidas y cenas, es exactamente usar el sofá como separador de zonas.

Puedes lograr asimismo este efecto usando estanterías sin trasera, mediante las que puedes ver, al tiempo que divides el salón.

Regla 4. En la diferencia está la belleza

Probablemente la zona destinada al salón no sea siempre y en todo momento perfecta. Los detalles como columnas, muros, pilares o bien ventanas, pueden transformarse en un punto en tu favor.

Aprovéchalos y dales su personalidad poniendo, por servirnos de un ejemplo bajo una ventana un pequeño mueble, o bien al lado de una columna un accesorio ornamental. En  la decoración de un salón todo es susceptible de ser usado en nuestro favor.

Regla 5. Los colores convenientes

Finalmente, elige de forma conveniente la paleta cromática que vas a usar desde el minuto cero. Como comentábamos al comienzo de este artículo, determinados colores tienen la fuerza de ampliar o bien empequeñecer espacios. Y de igual forma, colores como el amarillo, el naranja o bien el verde nos aportan lozanía. Colores como los azules y violetas nos transmitirán calma.

Es solo cuestión de planear, seleccionar ¡y ponerse a ello!

Ir Arriba